Graphics

Presentation

storage apps

Presentation

storage apps

Gráficas

Tarjetas gráficas (GPU)

Por lo general, existen cuatro factores a tomar en consideración a la hora de elegir la tarjeta de gráfica adecuada, a saber: el chip de la tarjeta, la capacidad de RAM, la refrigeración y la velocidad del reloj.
Al optimizar el equipo con una nueva tarjeta gráfica, es importante encontrar una que esté optimizada para el procesador de tu ordenador (CPU). Por lo tanto, debes asegurarte de que estos dos componentes son compatibles entre sí para que puedas sacarle el máximo provecho a tu equipo. En resumen, no tiene lógica comprar una tarjeta de gráfica muy potente si tu procesador luego no está a la par.


Elige una tarjeta gráfica optimizada para la pantalla


La tarjeta gráfica debe ser compatible no solo con el procesador, sino también con el monitor. Cuanto mayor sea la resolución del monitor, mejor debe funcionar la tarjeta gráfica. También debes considerar la frecuencia de actualización de la pantalla, que también juega un papel importante en la calidad de la tarjeta que necesites.


Tipos de tarjeta gráfica para diferentes tareas


Si trabajas con animación en 3D u otros programas avanzados, esto también requiere una tarjeta gráfica de alto rendimiento. Si trabajas a diario con programas exigentes, como, por ejemplo, Adobe probablemente necesites una tarjeta gráfica de estación de trabajo, mientras que para tareas menos exigentes te valdrá una tarjeta estándar. 


Puede haber una gran diferencia en el rendimiento entre los diferentes tipos de tarjetas gráficas y software a utilizar, distribuidos en tarjetas gráficas Nvidia Geforce y Nvidia Quadro con tecnología CUDA.
En DCC, nos centramos en tarjetas gráficas para estaciones de trabajo, y tu Gerente de cuentas local te puede ayudar a encontrar la solución óptima.

 

Mathias Egelund
+45 6360 1136
maeg@dcc.dk